¿Podremos ver rapaces en la Albufera?

¿Podremos ver rapaces en la Albufera?

Hace unas semanas Alfons contacto con nosotros para solicitarnos un BONO REGALO de ACTIO Birding. Quería regalar a Elena una excursión por la Albufera. Tras algún intercambio de emails nos pusimos de acuerdo en la fecha y el pasado sábado 23 nos encontrábamos a las 8,30 de la mañana en el mirador de la Gola de Pujol.

Y una de las primeras pregunta que Elena nos planteó fue …

¿Se pueden ver rapaces en la Albufera?

Nuestra respuesta fue … ¡sin duda!
Y no le engañamos, puesto que a lo largo de la mañana que pasamos con ellos recorriendo los diferentes ambientes del Parc Natural de l’Albufera fueron apareciendo algunas Águilas calzadas, un Busardo ratonero, varios Aguiluchos lagunerosy un par de Cernícalos vulgares.
Pero la que sin duda fue la mejor observación del día llegó casi al final de nuestro recorrido.
Una parada en el Tancat de la Ratlla nos permitió disfrutar de las evoluciones de una preciosa Águila pescadora que nos deleitó incluso con un par de lances de pesca. En uno de ellos consiguió capturar un enorme ejemplar de carpa.
¡Fue impresionante ver como se debatía entre el peso de su captura y la fuerza del viento para lograr estabilizarse en lo alto de un poste y comenzar a devorar la pieza!
Rapaces en la Albufera. Águila pescadora

CLICK EN LA IMAGEN PARA VER VÍDEO

Pero antes de llegar a ese momento la mañana había dado ya para mucho. Así que, vamos por partes.

Crónica de la jornada

Tras encontrarnos en la Gola de Pujol y relizar nuestras primeras observaciones de aves perchadas sobre las artes de pesca situadas en este punto (Gaviotas reidoras, Gaviotas sombrías, Cormoranes y algún Charrán patinegro) nos encaminamos hacia el Centro de Visitantes del Racó de l’Olla aunque antes de llegar tuvimos la oportunidad de contemplar varias Abubillas.

Ya en el centro, las protagonistas fueron las anátidas. Hasta 8 especies pudimos observar entre el observatorio y la torre-mirador (aunque en este caso apuntando nuestro telescopio hacia la Mata del Fang):  Azulón, Pato colorado, Porrón común, Tarro blanco, Cuchara europeo, Ánade friso, Ánade rabudo y Cerceta común.

Además un nutrido grupo de limícolas formado por Cigüeñuelas, Arcibebes claros, Archibebes oscuros y Archibebes comunes completaban el cuadro con el que anduvimos entretenidos casi una hora.

Nuestro siguiente destino era el Tancat de Milia. De camino fuimos disfrutando de la gran cantidad de Moritos, Garzas reales, Garcetas grandes y Garcetas comunes que, junto a las gaviotas, se alimentaban en los campos de arroz aún inundados.

Entre estas aves más grandes se movían también multitud de paseriformes, destacando por su número las Lavanderas blancas y los Bisbitas campestres; aunque también divisamos Escribanos palustres, Gorriones molineros y alguna Tarabilla común.

Desde la torre-mirador junto al Tancat de Milia la imagen del lago es preciosa.

En esa mañana de sol radiante se podía distinguir en el centro del mismo miles de aves. Muchas de ellas eran gaviotas de distintas especies y entre ellas algunas Gaviotas de Audouin. Además pudimos observar un buen bando de Fochas comunes.

Por contra los «cuadros» de este «filtro verde»  no estaban tan animados con las limícolas como en otras ocasiones. Aún así pudimos sumar para nuestra lista Agachadiza común y Andarríos grande mientras tratábamos de seguir con el telescopio a un esquivo Calamón que jugaba con nosotros al gato y al ratón.

Además pudimos observar un Cernícalo vulgar devorando una reciente captura y algunas Gallinetas.  Entre los paseriformes varios Mosquiteros comunes revoloteando entre la vegetación, algún Petirrojo y otras especies paludícolas como Cistícola buitrón y Carricerín real se dejaron oír.

Dejamos el Tancat de Milia y continuamos nuestra circunvalación al lago dirigiéndonos hacia la zona de arrozales entre los puertos de Silla y Catarroja donde esperábamos encontrar los Flamencos. ¡Y no nos fallaron!
Un grupito de unos 60 ejemplares puso fin a las observaciones del día mientras una segunda Águila pescadora vigilaba en el horizonte el Tancat de la Pipa desde su atalaya.

Antes, en el Tancat de la Ratlla la imagen del Águila pescadora había empañado otras observaciones como el primer Avión zapador que nuestro compañero Virgilio observaba en la Albufera esta temporada.

En una jornada como está dejamos a nuestras espaldas algunas zonas dignas de ser visitadas como el Ullal de Baldoví o el Malvinar. Tampoco dio tiempo de acercarse a la playa en busca de especies «playeras» y «marinas». Pero es que la Albufera tiene una gran diversidad de hábitats para recorrer, desde el Faro de Cullera hasta El Saler, y una mañana se queda algo corta para conocerla en su totalidad.

Aún así para nosotros fue un placer guiar a  Elena y Alfons que pensamos que disfrutaron de esta jornada.

Agradecemos su confianza y esperamos poder volver a encontrarnos con ellos en alguna otra ocasión en otra de las excursiones que ACTIO Birding ofrece en todo el territorio de la Comunitat Valenciana y Castilla La Mancha.

LISTA COMPLETA

Tarro blanco (Tadorna tadorna)
Cuchara comúnn (Spatula clypeata)
Ánade friso (Mareca strepera)
Ánade azulón (Anas platyrhynchos)
Ánade rabudo (Anas acuta)
Cerceta común (Anas crecca)
Pato colorado (Netta rufina)
Porrón europeo (Aythya ferina)
Flamenco común (Phoenicopterus roseus)
Zampullí­n común (Tachybaptus ruficollis)
Paloma torcaz (Columba palumbus)
Tórtola turca (Streptopelia decaocto)
Gallineta común (Gallinula chloropus)
Focha común (Fulica atra)
Calamón común (Porphyrio porphyrio)
Cigüeñuela común (Himantopus himantopus)
Agachadiza común (Gallinago gallinago)
Andarrí­os grande (Tringa ochropus)
Archibebe oscuro (Tringa erythropus)
Archibebe claro (Tringa nebularia)
Archibebe común (Tringa totanus)
Gaviota reidora (Chroicocephalus ridibundus)
Gaviota de Audouin  (Ichthyaetus audouini)
Gaviota patiamarilla (Larus michahellis)
Gaviota sombrÃía (Larus fuscus)
Charrán patinegro (Thalasseus sandvicensis)
Cormorán grande (Phalacrocorax carbo)
Garza real (Ardea cinerea)
Garceta grande (Ardea alba)
Garceta común (Egretta garzetta)
Garcilla bueyera (Bubulcus ibis)
Morito común (Plegadis falcinellus)
Águila pescadora (Pandion haliaetus)
Águila calzada (Hieraaetus pennatus)
Aguilucho lagunero occidental (Circus
Busardo ratonero (Buteo buteo)
Abubilla común (Upupa epops)
Cerní­calo vulgar (Falco tinnunculus)
Alcaudón real (Lanius meridionalis)
Urraca común (Pica pica)
Avión zapador (Riparia riparia)
Carbonero común (Parus major)
Chochí­n común (Troglodytes troglodytes)
Cetia ruiseñor (Cettia cetti)
Mosquitero común (Phylloscopus collybita)
Carricerín real (Acrocephalus melanopogon)
Cistí­cola buitrón (Cisticola juncidis)
Curruca cabecinegra (Sylvia melanocephala)
Petirrojo europeo (Erithacus rubecula)
Tarabilla común europea (Saxicola
Estornino negro (Sturnus unicolor)
Lavandera blanca (Motacilla alba)
Bisbita pratense (Anthus pratensis)
Bisbita alpino (Anthus spinoletta)
Pinzón vulgar (Fringilla coelebs)
Verderón común (Chloris chloris)
Serín verdecillo (Serinus serinus)
Escribano palustre (Emberiza schoeniclus)
Gorrión común (Passer domesticus)
Gorrión molinero (Passer montanus)
2019-03-04T19:20:41+00:0004 / 03 / 2019|Cuaderno de Viajes, Excursión a medida|
Translate »